Deprecated: Function eregi() is deprecated in /usr/home/guimi.net/web/boda/admin/configuracion.php on line 27
Boda - Textos de la ceremonia

Boda de Ana y Guimi - 9 de Julio de 2005

Alojado en http://guimi.net
 

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /usr/home/guimi.net/web/boda/admin/menu.php on line 23
Inicio
9 de Julio de 2005
Dónde se celebra
¿Barbacoa rustico-festiva?
Alojamiento
Invitaciones
Textos de la ceremonia
Álbumes de fotos

Textos de la ceremonia

Estos son los textos tal y como se escribieron para ser leídos, no transcripciones de las lecturas. El caso más claro es el de la entrega de anillos cuando casi no acertamos a decir palabra.
Faltan algunos textos porque no los tenemos en "formato electrónico", pero los pondremos en cuanto tengamos un poco más de tiempo.


BIENVENIDA Y AGRADECIMIENTOS - Ana y Güimi


Hola a todos,
estamos aquí para celebrar nuestro matrimonio con vosotros.

Para ello, lo primero, queremos agradeceros a todos vuestra presencia aquí y que nos acompañéis en un día tan especial para nosotros.
Tenemos aquí gente que realmente a hecho un gran esfuerzo por venir, ya sea sorteando inconvenientes o viniendo desde muy lejos.

Además también queremos agradecer a todos los que de un modo u otro nos habéis ayudado a organizarlo todo. Principalmente a la familia de Ana que por motivos obvios son los que más han sufrido la boda.

La razón de celebrar aquí nuestro matrimonio es que queremos hacer de este compromiso algo más que un contrato a dos, algo más que una hipoteca o un contrato de servicios, porque se trata de un hacer un compromiso público de nuestro amor y felicidad, un compromiso sobre la vida, mejor dicho, de un compromiso de vida.

...y por supuesto ¡celebrar una gran fiesta!

Hemos pedido a algunos familiares y amigos que lean unos textos para nosotros.
Escuchemos la voz de los supertacañones.


Corintios 13:4-7 - Luis Miguel (Padre de Güimi)


Aunque hablara todas las lenguas
de los hombres y de los ángeles,
si me falta amor sería
como bronce que resuena
o campana que retiñe.

Aunque repartiera todo lo que poseo
e incluso sacrificara mi cuerpo,
pero para recibir alabanzas y sin tener el amor,
de nada me sirve.

El amor es paciente y muestra comprensión.
El amor no tiene celos, no aparenta ni se infla.
No actúa con bajeza ni busca su propio interés,
no se deja llevar por la ira y olvida lo malo.

No se alegra de lo injusto,
sino que se goza de la verdad.
Perdura a pesar de todo, lo cree todo,
lo espera todo y lo soporta todo.


Texto propio con extractos de "Palabras para una boda" (Alejandro Gándara) - Pau


Al veros aquí me surge una pregunta: ¿cómo habéis llegado hasta aquí? El banco de los contrayentes es un sitio muy raro. Muy común, pero muy raro. Uno está ahí porque ha tomado la decisión, que se toma pocas veces, de poner en juego su vida de una forma consciente y voluntaria.
El riesgo consiste en haber puesto la vida el uno en las manos del otro o al menos por depender del otro para la felicidad, para el crecimiento, para la simple tranquilidad.
Al fin y al cabo un matrimonio es como el misterio de la santísima trinidad, que es uno pero son tres. O siendo menos poético es como el lubricante, "tres en uno".
Porque no se debe olvidar que cada persona tiene sus necesidades y gustos, que no se puede aparcar el "tú" ni el "yo". Pero lo que define la relación es el "nosotros".
Ese filósofo cotidiano que es Forges, en una viñeta sobre el día de la mujer, escribe:
"Ni soy tuya ni eres mío, ni mi dueño ni señor.
Yo soy mía, tu eres tuyo y nuestro amor de los dos."

El hecho es que uno da su vida y recibe también una vida, y que esa decisión primordial establece ya una de las reglas de la convivencia, uno de los fundamentos de la relación, como son el aprender a dar y el aprender a recibir.
Hay que advertir que dar es mucho más fácil que recibir. Cuando damos nos sentimos generosos, altruistas, superiores y tendemos a aislarnos en nuestra satisfacción. En cambio, cuando recibimos quedamos con una deuda de gratitud, frágiles en nuestra necesidad o en nuestro deseo, vinculados al otro por la exigencia de ofrecerle contrapartidas y, en el caso que nos ocupa, mayor amor aún. El amor, a pesar de lo que afirmaban en Love Story, no consiste en no tener que decir nunca lo siento, sino en saber dar las gracias y en sentirlas.


Texto de Noemí - Noemí


[Sin transcribir]


Texto de Lucía - Lucía


[Sin transcribir]


Texto de Moisés - Moisés


He intentado escribir unas palabras que podrían ser de un hermoso cuento, vamos a ver que es lo que opinais vosotros, hermanos de la humanidad...

Henos aquí almas inquietas que moran este mundo, henos aquí seres humanos.
El ser humano es un ente social y como tal, tiene necesidad de estar con otros bichos como él, o comunmente llamados humanos, cada persona tiene sus pros y sus contras, y como tales seres perfectos en sus méritos y defectos llena el mundo de actos de lo más variopintos, desde montar una fiesta en mitad de un chalet hasta a llorar por presenciar una boda...

...y hablando de lágrimas... quien no derramaría una lágrima por un ser querido, quién no recorrería medio mundo por encontrarse con un buen amigo... Pues resulta que sí que hay gente que no derramaría una lágrima, y además, no andaría un kilómetro por otro ser humano, sin embargo Güimi y Ana sí que lo harían y como buena muestra de ello, y de su inquietud por aquello que les rodea, recordemos que ambos, siendo de España, se conocieron en Italia y es que, el telar del destino, nos lleva de la mano donde menos nos lo esperamos.

En el día de hoy el destino y nuestros coches nos han traido hasta aquí, por un motivo especial, a unos para escribir extraños textos y a todos para disfrutar de la gente que queremos, así que detendré las palabras y el entrelazado casi sin sentido que sale por mis labios y procederé a pedir un brindis por Ana y por Güimi, a su salud, por muchos años y ¡¡¡ que nos chupen la sangre !!


Soneto LXXIX (Cien sonetos de amor y una canción desesperada. Pablo Neruda.) - Silvana


De noche, amada, amarra tu corazón al mío
y que ellos en el sueño derroten las tinieblas
como un doble tambor combatiendo en el bosque
contra el espeso muro de las hojas mojadas.

Nocturna travesía, brasa negra del sueño
interceptando el hilo de las uvas terrestres
con la puntualidad de un tren descabellado
que sombra y piedras frías sin cesar arrastrara.

Por eso, amor, amárrame el movimiento puro,
a la tenacidad que en tu pecho golpea
con las alas de un cisne sumergido,

para que a las preguntas estrelladas del cielo
responda nuestro sueño con una sola llave,
con una sola puerta cerrada por la sombra.


Extracto de "Palabras para una boda" (Alejandro Gándara) - Margarita


Dijo César a sus generales la noche antes de cruzar el Rubicón: "Nadie sabe que nos depara el día de mañana. Sólo sabemos que unos saldrán victoriosos y otros derrotados. Unos vivirán y otros han de morir. De modo que si volvemos a vernos, sonreiremos. Y, si no, esta despedida habrá estado bien hecha".

Hay algo sugerente en esas palabras. Y es que sólo vivimos el momento en el que estamos. Que nuestro conocimiento es de aquí y de ahora, y que los grandes planes y proyectos, aun no estando de más, sólo dependen de nosotros en una pequeña medida, tan pequeña que no merece ser tomada en consideración y desde luego no merece que se discuta por ella. El amor es sin duda un gran proyecto, pero es ante todo una forma de estar en el presente y de defenderlo todos los días. Cuanto más grande es, más grandes y poderosos han de ser las horas y los días que lo abarcan. Si lo pequeño no es de por sí grande, entonces lo grande se volverá mezquino.

Así que lo verdadero es que estamos aquí y que, si Ana y Güimi no escapan antes de tiempo, todavía seguiremos en este lugar un rato más y les veremos casados. Más tarde brindaremos por su felicidad, mientras ellos nos honran con su amor.


Texto de Elisa - Elisa


[Sin transcribir]


Improvisación - Vicente


[Sin transcribir]


Improvisación - Marina y Hugo


[Sin transcribir]


Entrega de anillos - Ana y Güimi


Al entregarte este anillo,
yo te doy testimonio de mi amor sincero, y
prometo serte leal y fiel, amarte y apoyarte,
en la salud y en la enfermedad,
en la riqueza y en la pobreza,
todos los días de mi vida,
hasta que la muerte nos separe.
 


Deprecated: Function eregi() is deprecated in /usr/home/guimi.net/web/boda/admin/cmsxp_pie.php on line 22


Para contactar con nosotros escríbe a contacto ARROBA guimi.net
Esta página está optimizada para todos los navegadores ;)
Esta página ha sido realizada utilizando CMSXP Valid HTML 4.01!